LeoSadismo

Implementando el sadismo como medio para conseguir el fin del placer, ultima frontera del extasis ocultado por la sociedad
semepierdelacorona:

Todas las palabras son mías me pertenecen  en este cuarto desnudo donde se deshilacha la piel del alma. De corazón viejo útero cansado de resguardar tantas mariposas es la tinta que habita en mis cuadernos a riesgo de parecer silentes todos mis lenguajes  militan  en el encuentro  conmigo.
-Giovannina Rodríguez Torcate.

semepierdelacorona:

Todas las palabras son mías
me pertenecen
en este cuarto desnudo
donde se deshilacha la piel del alma.
De corazón viejo
útero cansado de resguardar tantas mariposas
es la tinta que habita en mis cuadernos
a riesgo de parecer silentes
todos mis lenguajes
militan
en el encuentro
conmigo.

-Giovannina Rodríguez Torcate.

(Fuente: giovanninarodriguez)

Ven a mirar mis osos polares.
Ven, ahora que sabes que también en los labios aparece
—sin que nos demos cuenta—
el beso monstruoso y bello
de aquello que todavía llamamos el alma.

—Fragmento de La mujer del cuadro, José Carlos Becerra (via poesianoerestu)

jisobeldelisle:

"saw my love as she sat down to dine"
Henna N.

© J. Isobel De Lisle photography

jisobeldelisle:

"saw my love as she sat down to dine"

Henna N.


© J. Isobel De Lisle photography

Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza
del cielo se abre como una boca de muerto.
Tiene mi corazón un llanto de princesa
olvidada en el fondo de un palacio desierto.

Tengo miedo -Y me siento tan cansado y pequeño
que reflejo la tarde sin meditar en ella.
(En mi cabeza enferma no ha de caber un sueño
así como en el cielo no ha cabido una estrella.)

Sin embargo en mis ojos una pregunta existe
y hay un grito en mi boca que mi boca no grita.
¡No hay oído en la tierra que oiga mi queja triste
abandonada en medio de la tierra infinita!

Se muere el universo de una calma agonía
sin la fiesta del Sol o el crepúsculo verde.
Agoniza Saturno como una pena mía,
la Tierra es una fruta negra que el cielo muerde.

Y por la vastedad del vacío van ciegas
las nubes de la tarde, como barcas perdidas
que escondieran estrellas rotas en sus bodegas.

Y la muerte del mundo cae sobre mi vida.

Pablo Neruda (via musadelosvientos)

(Fuente: amargosdemandarina, vía mneiae)

Yo te he nombrado reina.
Hay más altas que tú, más altas.
Hay más puras que tú, más puras.
Hay más bellas que tú, hay más bellas.
Pero tú eres la reina.
Cuando vas por las calles
nadie te reconoce.
Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira
la alfombra de oro rojo
que pisas donde pasas,
la alfombra que no existe.

Y cuando asomas
suenan todos los ríos
en mi cuerpo, sacuden
el cielo las campanas,
y un himno llena el mundo.

Sólo tú y Yo,
sólo tú y yo, amor mío,
lo escuchamos.

Pablo Neruda (via musadelosvientos)

(Fuente: lionsandlionesses, vía mneiae)